martes, octubre 18, 2005

No es lo mismo

Aunque parece que ya nadie se acuerda, el recurso de repetir numerosas veces la ahora ya manida, sobada y gastada frase "no es lo mismo" lo utilizó BMW en un anuncio de los suyos (o mejor dicho, de *S,C,P,F,). Redondo.



Pero no, tuvo que venir el Alejandrito de marras. Y atrévete a decir que no fue él el que inventó no ya solo esa fórmula, sino la propia música. En fin, pero no es eso de lo que yo quería hablar.

Yo quería hablar de los yogures de coco. Y también de los de piña, de fresa e, incluso, de chocolate. Pero eso, yogures, y no preparados lácteos sin grasa y con edulcorantes. Me da igual que los anuncie Elle McPherson, me da igual que les pongan rayitas con efecto estilizante en el envase, que me pinten prados o siluetas soñadas. Todo eso es simple humo. Luego abres uno, lo paladeas y.... joder... que no es lo mismo!!! Y le miras las calorías y... ¿pa ahorrarme 50 calorías me como esta mierda? Pos mirusté, pos va a ser que no.

Pobrecita mi abuela, que se comía 3 yogures desnatados al día y se quejaba de que no adelgazaba nada. Tuve que explicarle que eso era bueno para ella por el calcio y tal, pero que los yogures desnatados no tenían efecto adelgazante.

Ah, y se pongan como se pongan, los Solano sin azúcar no son ni de lejos como los Werther's normales. Y punto pelota.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home