domingo, septiembre 11, 2005

Parad el barco que me bajo... coño... ¡tivurones! ¡y además con "v"!



Pero qué triste es estar con los compañeros de trabajo, juntarnos diez, nombrar a Andy Warhol y que se haga el silencio. ¿¿¿Quién??? ¿y ese quién es? ¿y qué canta?

Qué triste es que mi compañero de atrás no entienda una dirección porque seguro que es inventada y llame a quien le ha dado la información para preguntarle si "PI" es "Polígono Industrial" (Nota aclaratoria: se trataba de la calle Francisco Pi i Margall).

Qué triste esa cara de incredulidad y pena cuando dices que no has visto una sola gala de Operación Triunfo, que te la pelan los grandes hermanos y que te importa un carajo quién se ha acostado con quién entre la manga de prostitutas zorras mentirosas, chulos y barriobajeros que pueblan los programas del ¿corazón? Yo diría de vísceras, pero bueno.

Qué triste que alguien te diga que no se dedica a tonterías como leer libros porque lo que de verdad le interesa es la información viva y veraz, no que le cuenten historias (y lo dice dándole golpecitos con el dedo a un ejemplar de Muy Interesante mientra levanta las cejas y te mira así, de lado). Ah, perdón, la palabra "veraz" es un añadido por mi parte, la persona de la que hablo ni siquiera sabría en qué contexto usarla. Y bueno, al menos es un consuelo que tuviese en la mano el Muy y no el Más Allá o alguna mierda parecida.

Pero cómo puede haber gente a la que no le suena Nabokov, ni La naranja mecánica, ni The Mamas & the Papas, ni Peter Sellers, ni Nosferatu, ni Metrópolis, ni Blondie, ni Asimov, ni... ni... PERO POR FAVOR ¿dónde han estado toda su vida, metidos en un pozo con una piedra encima, como la muerta de The Ring?



Lo que me sorprende no es que no les suene o no sepan quién es este o aquél, yo también ignoro un montón de cosas, todos lo hacemos. Lo que de verdad me toca las narices es ese orgullo incomprensible del que hacen gala. A ver si lo he entendido. Tú, por ejemplo, el que dices con una sonrisita de qué-listo-soy que es una pérdida de tiempo y una estupidez leer ¿por qué me criticas porque yo sí leo? ¿Acaso yo te llamo "pedazo de borrico inculto y retrasado"? ¿A que no? Pues como le dijo el paciente al dentista mientras lo agarraba por los cataplines: "no nos vamos a hacer daño, verdad?" Qué malo es el complejo de inferioridad, en serio.

A algunos nos da verguenza no saber de tantos temas que ignoramos, y otros no sólo no se conforman con presumir de lo inútil de la cultura o el conocimiento general, sino que desprecian con grandes aspavientos a los que saben algo más que ellos. Que quede claro el concepto de "no están maduras": no saben porque no quieren, no porque sean unos mulos incapaces de alcanzar el "grado de especialización" (grado al alcance de cualquier escolar de 6 años) que implica la lectura comprensiva.

Como he dicho y no me cansaré de repetir: esto se va al carajo y yo voy de cabeza.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home