domingo, marzo 26, 2006

El color de la sangre



No puedo decidirme: a mi alrededor, todos los amarillos del mundo. Me siento con las piernas flexionadas y contemplo los tonos. Amarillo claro, oscuro; amarillo-limón, amarillo-pollo, amarillo-luz; profundo, subido, pastel, transparente; amarillo suave, amargo, estridente, dulce, afilado, caliente, ácido, cargante, sabroso, áspero, salado, mezcla, sucio, fragante, vivo, puro, apagado, romo, insípido, muerto. Los amarillos se me suben por la garganta y todo es vivir como en una copa de champán. Amarillo alegre, amarillo inconsciente, el horizonte amarillo, los pájaros y las ramas de los árboles; el cielo, el aire irrespirable, mi alma de nicotina, el cemento y el mármol. Definitivamente, no puedo decidirme.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home