miércoles, marzo 15, 2006

Du riechst so gut (Hueles tan bien)

You see, I have no intention of breaking down her prejudices. I want her to believe in God and virtue and the sanctity of marriage... ...and still not be able to stop herself. I want the excitement of watching her... betray everything that's most important to her.
El vizconde de Valmont, en Las amistades peligrosas.



¿Habéis visto un gato doméstico bien alimentado y lustroso? ¿Qué hará si ve un pájaro a su alcance? Agacha el lomo, saca culo al preparar las patas traseras para el salto, echa las orejas hacia atrás... si está muy nervioso, castañetea los dientes y... salta. Juega con el pajarillo, lo pasa de una pata a otra, lo muerde, lo mira entusiasmado, lo deja escapar, lo atrapa... en lenta agonía, en juego feliz. Y luego, cuando el animal deja de moverse... lo mira, curioso. Ya no tiene gracia. El gato ya no dá saltos, ya no abre la boca y los ojos de la emoción... lo toca un poco con la pata... lo huele... lo empuja con el hocico... nada. Se da la vuelta y se marcha. O, lo que es peor, lo coge suavemente entre los dientes y se lo lleva para presentarlo a su "dueño".

Y ahora, hablemos de personas. El instinto de caza. Esa excitación feroz mezcla de orgullo y deseo, las más de las veces vacío, que tan bien representa el vizconde de Valmont en Las amistades peligrosas. Todos lo sentimos. En unos más escondido que en otros. En algunos para arrasar, en otros para latir ahogado, como el rescoldo de un fuego. Basta un soplo y... Es el olor de la adrenalina resbalando por la piel.

Hay quien no tiene límites ni reglas. Aquellos a los que no les importa ganar COMO SEA, llevándose por delante palabras como "amistad", "fidelidad", "respeto" o "dignidad". El caso es vencer, sin hambre, sin querencia por el trofeo, cegados por la sangre. Pero tsk tsk tsk... ¿dónde está la gracia de ganar si es haciendo trampas? ¿dónde está el placer de obtener un trofeo sin lucha? ¿dónde queda El Juego? Hay unas normas no escritas y todos las conocemos.

Cuando la presa cede, se acaba el juego. O cuando es demasiado fácil.



Para lo demás... master card... :-Þ

Y bola extra: misma canción en el vídeo que el grupo hizo en el 95 y que originó una avancha de críticas por exaltación del nazimo (?) y mucha polemica por su homosexualidad patente (?). En fin, cosas veredes.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home