viernes, abril 21, 2006

El comienzo

Me gustan las cosas redondas, los anillos de Moebius (incluído el de Cortázar, por supuesto), las historias circulares, los poemas o narraciones que empiezan igual que acaban dando una vuelta de tuerca a la historia, los malos videoclips que se aprovechan de este recurso, etc.


White Wedding (du hast)


Esta es una foto del día de mi boda. Para mí supuso el comienzo de algo nuevo, de una vida prácticamente nueva con alguien a quien apenas conocía, en una ciudad que no conocía y donde no conocía a NADIE... Empezar de nuevo y de cero, como siempre había soñado. Pero, tomando prestada una idea que lei una vez en un libro de Lucía Etxebarría, no puedes escapar de la ciudad porque la ciudad va contigo...



Hoy hace un año que abrí este blog. El primer comentario que me hicieron, uno o dos posts después, fue de el mentiroso (que supongo que me había encontrado al enlazarlo) para hacerme saber que esta última idea de no era de Lucía Etxebarría, sino que había sido plagiada de un poema de Kavafis. No me volvieron a comentar en mucho tiempo. Yo sólo leía blogs y tampoco comentaba en ellos: no había venido a conocer gente.

Han pasado muchas cosas en un año. Muchas malas y algunas buenas (una depresión, una pérdida irreparable, un cambio de trabajo, un deseo cumplido, vodka con red bull, amigos). Me quedo con estas últimas, claro.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home